Problemas de hipoteca

8 07 2008

‘Cáritas recibe una avalancha de peticiones de ayuda para pagar hipotecas’, ha advertido el director de la organización en Asturias, quien constata que algunas personas en situación de vulnerabilidad social comienzan a cruzar la línea hacia la exclusión. ‘El paro y las hipotecas crean una nueva bolsa de pobres’ alerta Cáritas Málaga.

problemas de hipoteca

problemas de hipoteca

En Madrid, la organización ha reconocido que llevan varios meses notando el impacto de la crisis: ‘La realidad es que a los 425 Cáritas Parroquiales de la capital están llegando cada vez más familias que plantean que no pueden pagar la hipoteca’.

Concha García, responsable del equipo técnico diocesano de Cáritas Madrid, ha explicado que aunque aún no disponen de datos cerrados, sí constatan un incremento este año en las peticiones de ayuda, especialmente por la incapacidad de afrontar el pago de las viviendas. Su trabajo, a pie de calle, le permite describir con todo detalle la dramática situación que empiezan a sufrir no pocas familias de la capital: ‘Vienen muchas familias de cuatro miembros, dos adultos y dos niños, con ingresos de 800 a 1.200 euros netos al mes y una hipoteca de unos 600 y 700 euros. Normalmente, los ingresos procedían del varón, que trabajaba en la construcción, mientras que la mujer completaba los ingresos trabajando unas horillas a la semana como empleada de hogar. Pero está sucediendo que el cabeza de familia se queda sin trabajo, con lo que se reducen sustancialmente los ingresos, hasta los 500 ó los 900 euros. Paralelamente, las hipotecas han subido de manera espectacular y ahora esta familia tipo paga 800 euros mensuales de hipoteca, con lo que los gastos superan los ingresos. Además, no puede vender el piso, porque nadie compra, con lo que la desesperación aumenta’.

Concha no se explica cómo los bancos han podido conceder hipotecas irreales con tanta alegría. ‘Debería estar prohibido conceder un crédito cuando el porcentaje de los ingresos no es suficiente para afrontarlo’, considera. ‘También pasa que las hipotecas están hechas a muchísimos años y nosotros sólo podemos ayudar durante un tiempo. Sobre todo cubrimos las necesidades básicas, echamos una mano en alimentación y cuidados’.

Por nacionalidades, Concha García especifica: ‘Hay un poco de todo: los extranjeros, que compraron hace menos tiempo, Son los que más agobiados están. Adquirieron créditos por encima de sus ingresos. Por ejemplo, algunas familias ingresan unos 800 euros y están hipotecadas por 1.400 euros al mes. La solución que han encontrado es hipotecarse entre varios.

El desempleo, la bestia negra de los españoles

En cuanto a los españoles, según la experiencia de Cáritas, las hipotecas suelen ser más bajas, ya están amortizando capital. Suelen pagar al mes entre 400 y 600 euros. ‘El problema de los españoles es sobre todo de desempleo’, matiza. Concha recuerda especialmente el caso de una familia de Villaverde con dos hijos de 12 y 16 años ‘que nunca pensarías que vendría a pedir ayuda a Cáritas’. El marido, que era autónomo, cayó enfermo de cáncer, con lo que le quedó una pensión mensual de 666,26 euros. Pagan una hipoteca de 450 euros, pero no disponen de ahorros. Ella ahora busca trabajo. ‘Su situación es crítica’.

‘Hace seis años, quienes más acudían eran inmigrantes, que nos necesitan más al principio, cuando llegan, pero en los dos últimos años se ha incrementado el número de españoles, de tal manera que hoy piden ayuda más españoles que extranjeros en un porcentaje de 59%-41%. De hecho, el 70% de los menores que asistimos son españoles, aunque tengan la piel más oscura’, añade.

En general, el perfil tipo de quienes piden ayuda suele rondar entre los 30 y los 40 años. ‘Hemos empezado a notar una mayor afluencia a partir de febrero de este año. En este semestre se ha agotado el presupuesto para formación de todo 2008 y hemos tenido que duplicar todos los cursos. La mayoría de los varones que vienen proceden del sector de la construcción’.

Por géneros, Cáritas no hace distingos, pero sí por tipologías de familias. ‘Las monoparentales siempre son más precarias. Tenemos un número muy elevado de familias formadas por un adulto y hasta cinco hijos. Normalmente suelen ser mujeres, aunque también se dan casos de hombres. Para ellos tenemos un recurso residencial que son viviendas de integración social para facilitarles alojamiento’.

Concha es consciente de que la crisis no ha hecho más que empezar. ‘Muchos de los precarios aún mantienen ingresos por subsidios de desempleo. Si de aquí a dos años la situación no mejora, van a tener muchas dificultades para salir adelante. Todavía no se están produciendo procesos de embargos, porque éstos son lentos. Los esperamos para dentro de año y medio o dos años. Aún no hemos llegado a ese extremo: la gente sigue aferrada a sus cuatro paredes. Sí vemos muchos casos de impagos de alquileres’.

Según la Encuesta de Población Activa (EPA) del primer trimestre de 2008 que elabora el Instituto Nacional de Estadística (INE), de los 16 millones de hogares que hay en España, en 512.000 todos sus miembros están parados, 70.000 (ó un 16%) más, que en el trimestre anterior y 99.000 (ó un 24%) más que en el mismo periodo del año anterior. Son carne de ayuda caritativa.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: