El futuro de la calefacción en Orcasitas

13 02 2008

mancomunidadHoy miércoles habrá una asamblea de vecinos decisiva para hablar y acumular fuerzas para la próxima reunión de la Asociación de vecinos de Orcasitas con el IVIMA. La situación es, resumidamente, que la calefacción tiene averías importantes y que el IVIMA, como propietario, debe asumir los costes derivados, puesto que los vecinos (la mayoría con rentas bajas) no pueden hacerlo. Si no, el mantenimiento correría serio peligro y el sistema podría venirse abajo y dando lugar a opciones privadas más caras y más contaminantes.

El siguiente artículo aparecido en la edición madrileña del diario ABC (12/02/2008) resume muy bien la situación actual:

¿Sin calefacción en Orcasitas?

SARA MEDIALDEA
Hace casi 30 años, los vecinos de Orcasitas transformaron una zona de chabolas en un barrio con bloques de viviendas, plazas y espacios comunes. Y con una central térmica que proporciona calefacción a 2.300 viviendas, gestionan los propios vecinos y hasta produce 15 kilovatios/hora de energía «vendible» —el equivalente al consumo diario de seis casa al día—. Ahora, este ejemplar sistema —alabado muchas veces desde Europa— está en peligro porque las tuberías de la red exterior —las que van de la central a los bloques— se están cayendo de viejas. Los vecinos piden ayuda al IVIMA: ellos no pueden pagar una reparación que costaría tres millones de euros.

Félix López Rey, vecino y ex concejal, lo define gráficamente: «Tenemos una calefacción de ricos en un barrio de pobres». Y es que mediante este sistema de autogestión de la central térmica, consiguen tener sus casas calientes por 23 euros al mes —pagaderos, eso sí, durante todo el año, para abaratar el coste en los meses más duros—.

Pero todo ello es a costa del esfuerzo personal de la asociación de vecinos: Miguel Ángel González, tesorero y responsable de la gestión técnica de la central térmica, le echa todas las horas del mundo al asunto para que funcione. Un voluntarismo totalmente desinteresado y que hasta ahora ha funcionado.

El problema que se ha presentado en el último año, sin embargo, amenaza con paralizar un sistema que hasta ahora ha funcionado de forma ejemplar: las tuberías de la red exterior deben cambiarse porque están muy viejas. Una obra «carísima para el barrio», que supondría «que cada vecino pagara unos 1.300 euros, y a ver cómo le explicas eso a personas que cobran 400 euros de pensión», explica López Rey. Recuerda el líder vecinal que este es «el barrio con mayor tasa de paro de Madrid, y el de menor renta».

En la asociación de vecinos creen que es responsabilidad del IVIMA solucionar el problema. Primero, porque la central térmica «está en un suelo que es propiedad del IVIMA, que es quien hizo las casas del barrio en su día». Y segundo, porque «si se rompe una tubería de agua en la calle, quien lo arregla es el Canal, y no los vecinos».

Buscar fórmulasFuentes del IVIMA —cuyos responsables tienen previsto mantener una reunión con los vecinos el próximo jueves—aseguran que están «estudiando todas las peticiones vecinales» y analizando si este organismo «tiene competencias para arreglarlo».

En caso de que esos estudios determinaran que el IVIMA no es competente, prometen que «se buscarán fórmulas para ayudar a los vecinos», para lo cual aseguran haber mantenido ya contactos con el área de Industria del Gobierno regional. Las averías en la red exterior han sido más de 17 en los últimos meses, lo que implica dejar a los vecinos sin calefacción en pleno invierno. «No queremos que nos toreen; necesitamos ayuda, o este sistema se irá a pique», claman los vecinos.

Las calderas de la central térmica de Orcasitas han sido alabadas desde Europa por su optimización del consumo energético y el ahorro que suponen. En un principio funcionaron con gasóleo, y actualmente funcionan cien por cien con gas natural. En el exterior de la central, se están instalando paneles solares, con los que se producen hasta 15 kilovatios/hora de energía, que serán 20 cuando estén a pleno rendimiento.

Los vecinos han invertido unos 90 millones de pesetas en renovar toda la central —totalmente informatizada en la actualidad—, pero la renovación de la red exterior «nos resulta económicamente inviable», reconocen.

Este barrio, ejemplo histórico de organización vecinal, ha sido también pionero en poner en marcha un proyecto-piloto de iluminación eficiente por el que cientos de vecinos han comenzado a utilizar bombillas de bajo consumo.

Anuncios

Acciones

Information

One response

5 03 2008
Los vecinos reclaman diálogo y el IVIMA se niega « Blog de Orcasitaspreciosa

[…] es una continuación de una serie de acciones y movilizaciones recientes en defensa del futuro de la calefacción: Asambleas vecinales y la multitudinaria manifestación del 21 de Febrero ante la Asamblea de […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: